jueves, 24 de septiembre de 2009



Quizá una realidad que duele bastante



2 comentarios:

Javier dijo...

La verdad es que no me gustaría estar en el pellejo del juez, triste realidad.

Un abrazo

Abejitas dijo...

ni yo quisiera javier, la verdad

Besitos de miel.