miércoles, 23 de septiembre de 2009


El otro día vimos en una página esta información:

Las células cancerosas precisan de un entorno ácido para crecer y desarrollarse ya que no pueden hacerlo en un medio alcalino. Pues bien, para contrarrestar rápidamente esa acidificación un oncólogo italiano, el Dr. Tullio Simoncini, utiliza algo tan simple como ¡bicarbonato sódico diluido en agua! logrando detener así el crecimiento de los tumores. Dilución que simplemente se ingiere o bien, cuando se quiere llegar rápidamente cerca del tumor, se aplica por vía intravenosa. No sólo asevera que es efectivo sino que apenas tiene efectos secundarios. Y asegura algo más: que la principal causa del cáncer -y de la acidificación- es un hongo: la Candida Albicans.


Les invitamos a leer el artículo aunque no conocemos su grado de veracidad, solo les mostramos lo que nos llega.

Artículo


3 comentarios:

Ex Traño dijo...

Transmitir información es citar las fuentes y sobre todo mostrar espiritu critico....

felicidades por ser tan tan profesional, como lo echo de menos en los profesionales de la comunicación...

besitos

white dijo...

Exacto a veces la veracidad vendra despues, pero a veces la informacion y la investigacion es lo importante.

Abejitas dijo...

Extraño, intentamos hacerlo lo mejor que podemos, además considero que esta información es demasiado importante como para darle crédito sin saber. Gracias

White es bueno saber lo que anda por ahí.


Besitos de miel.