jueves, 5 de marzo de 2009

Ojo por Ojo



¿Justicia?


Una mujer iraní que se quedó ciega al ser quemada con ácido decide aplicar la ley del Tiene una voz dulce y cadenciosa, pero está llena de resentimiento por dentro. Ameneh Bahrami, de 30 años, no perdona que un pretendiente, Majid Emovahedi, cinco años menor, le arrojara "ácido vengativo" en la cara y la dejara ciega y desfigurada de por vida. La mujer reclama "ojo por ojo, y diente por diente" y los tribunales islámicos de Irán le han dado la razón. Ahora está a la espera de poder viajar a Teherán y arrojar unas gotas --"no se si son cinco o diez las que puedo echar", dice-- en los ojos de su agresor para que se quede ciego el resto de su vida.
Noticia


Ley del Talión

El término ley del talión (latín: lex talionis) se refiere a un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma imponía un castigo que se identificaba con el crimen cometido. De esta manera, no sólo se habla de una pena equivalente, sino de una pena idéntica. La expresión más famosa de la ley del talión es "ojo por ojo, diente por diente" aparecida en el Éxodo veterotestamentario. Históricamente, constituye el primer intento por establecer una proporcionalidad entre daño recibido en un crimen y daño producido en el castigo, siendo así el primer límite a la venganza libre.



No hay comentarios: