miércoles, 12 de noviembre de 2008

Jane Austen

¿Quién no ha oído hablar de ella?

¿Quién no ha oído hablar de "Orgullo y Prejuicio".



Jane Austen (16 de diciembre de 1775 – 18 de julio de 1817) fue una destacada novelista británica, que vivió durante el periodo de la regencia, es decir entre la época georgiana y la victoriana. La ironía que emplea para dotar de comicidad a sus novelas hace que Jane Austen sea contada entre los "clásicos" de la novela inglesa, a la vez que su recepción va, incluso en la actualidad, más allá del interés académico, siendo leídas por un público más amplio.


Nació en la rectoría de Stevenston, Hampshire. Su familia pertenecía a la burguesía agraria, contexto del que no salió y en el que sitúa todas sus obras, siempre en torno al matrimonio de su protagonista. La candidez de las obras de Austen, sin embargo, es meramente aparente; si bien pueden interpretarse de varias maneras. Los círculos académicos siempre han considerado a Austen como una escritora conservadora, mientras que la crítica feminista más actual apunta que en su obra puede apreciarse una novelización del pensamiento de Mary Wollstonecraft sobre la educación de la mujer.


Sus obras han sido llevadas al cine en diferentes ocasiones, algunas veces reproducidas de forma fiel, y en otras haciendo adaptaciones a la época actual, como es el caso de Clueless, adaptación libro de Emma, o bien Sentido y sensibilidad de 1995, Mansfiel Park de 2000 y la versión de 2005 Orgullo y prejuicio. El interés que la obra de Jane Austen sigue despertando hoy en día, muestra la vigencia de su pensamiento y la influencia que ha tenido en la literatura posterior.


Fuente: Wikipedia






Ane Austen es la escritora que analiza el amor y leyéndola podríamos clasificarlos en:



Amores irreflexivos: Son aquéllos que surgen en un momento de arrebatadora atracción, llenos de pasión y sin razón, en los que uno cree tocar el cielo. Pero igual que vienen se van llegando incluso a la decepción


Amores confundidos: Parecen amor verdaderos pero no lo son porque se elige en función del aspecto exterior, dando todo lo demás como añadido o inherente a la belleza externa.


Amores elegantes: Un amor lleno de pasión cuyo objetivo principal es el bienestar, la felicidad de la pareja no buscando únicamente la satisfacción persona. Es un amor capaz de renunciar al amor con tal de que la otra persona sea feliz.


Amores plácidos: Son los que todos quisiéramos. Concer una pareja, sentirse atraidos, compenetrarse, conocerse lentamente, de un modo natural, para terminar con una relación rítmica y con pasión, como la de los protagonistas de Orgullo y Prejuicio.

No hay comentarios: