lunes, 27 de octubre de 2008

Cuento - Una horita menos



Como ya sabrán o, si no, se habrán dado cuenta al llegar tarde al trabajo hoy, en la madrugada del sábado nuestros relojes cambiaron y a las 3 eran las 2. Horario de invierno, un horario que nos descoloca a todos... de esto y mucho más nos va a hablar Bosco, escuchen atentamente


2 comentarios:

MiMundo dijo...

....jajajajajaja...bueno bueno bueniiiiisimo...tres abrazos...

De Lirium soy dijo...

Ajajá! muy bueno! Aquí, en Argentina, también nos quitan y agregan horas para ahorrar energía. Claro que luego se descubre que en lugar de ahorrar se gasta más, pero año a año repiten la misma experiencia. Y lo peor es que hay provincias en las que no ha cambiado. Todo un rollazo para quienes viven en una y trabajan en otro. En fin, una locura. Un beso.