lunes, 18 de agosto de 2008

Fe



Una historia que nos demuestra que no hay limites cuando de verdad se quiere



4 comentarios:

Haideé Iglesias dijo...

Cuando se quiere se puede, sólo hay que econtrar el como, y para eso tenemos la inteligencia...¿qué más necesitamos? Un abrazo

Gise =) dijo...

Que belleza de historia!!!! esto me recuerda que cuando se quiere se puede aunque las cosas parezcan muy dificiles se sale, solo si se quiere...
Besototes guapas!!!!!!!!

lola dijo...

Me he quedado sin palabras.
Un saludo,

Abejitas dijo...

Sin duda los límites los ponemos nosotros.

Besitos de miel