lunes, 28 de abril de 2008

La cómoda.


Fue uno de los muebles franceses más queridos y característicos del siglo XVIII. Marqueteros, lacadores, cinceladores y ebanistas se dedicaron por completo a las formas y las ornamentaciones de este mueble.

La palabra francesa Commode, indica tanto una cómoda en sentido francés como un mueble que se abre por medio de puertas.


CÓMODA ESCRITORIO. Se llama así a las comodas que tienen un tablero abatible encima de los cajones. La cómoda, en vez de acabar en los laterales, continúa más allá de los cajones, con una forma trapezoidal y , entre las dos partes se inserta una mesa inclinada, unida por bisagras o por pernos, que es la tapa del escritorio. Este sistema se ha seguido en todos los estilos, a partir del siglo XVII. Las cómodas-escritorio se llaman también escribanías, porque la función de la tapa del escritorio, una vez abierta, es la de un tablero para escribir.

CÓMODA DE SOLTERO. Cómoda con tres o más cajones, que se caracteriza por tener un panel extraible metido debajo del tablero y que se utilizaba como tablero de apoyo para escribir. Este tipo de cómoda, corriente en Inglaterra a finales del XVIII, se hacía también en la Italia meridional entre la primera y la segunda mitad del siglo XIX, en modelos sencillos y sobrios.

Los expertos creen que la cómoda puede derivar del arcón, del bargueño o de la parte baja del armario. Es un mueble en forma de paralelepípedo que encierra tres o cuatro series de cajones superpuestos. Se difundió a finales de 1500 y pronto se generalizó su uso con nombres distintos y locales: cómoda, cajonera, canterano, etc. La cómoda es práctica y elegante y, al sustituir a los arcones y a los cabinets, en el siglo XVIII se convierte en una de las piezas básicas del mobiliario aristocrático francés.

Desde la época de Luis XIV hasta nuestros días se suceden distintos tipos de cómoda, todas netamente caracterizadas:

La commode Luis XVI tiene tres o cuatro filas de cajones, con montantes y patas rectas, igual que el frontal. El plano es de mármol, mientras que la ornamentación puede ser de marquetería BOULLE con cobre y concha de tortuga o inspirado por Berain, con talla de madera teñida con flores de jazmín, o con un sencillo chapado.

La cómoda RÉGENCE, en tombeau, tiene tres filas de cajones separados por travesaños y los montantes y el frontal perfilados forman un mueble panzudo, con fallebas de bronce dorado en las esquinas y también ricos bronces en los pies y en los cajones., seguirá de moda hasta el reinado de Luis XVI.

La Commode de dos cajones, con patas esbeltas, aparece en 1730 y es una creación del ebanista Charles Cressent, al principio con un travesaño entre los dos cajones. Los modelos más Áulicos y monumentales se caracterizan por una ornamentación tallada sobre los montantes laterales del frente, con amorcillos, máscaras, guirnaldas repletas de flores y frutas., se llaman a bambocci (con figuras de niños o angelotes) y se difunden en las regiones italianas de Lombardía, Liguría y Toscana. Los pies son de ménsula, con doble voluta de acanto, pero también pueden ser de garra de león o de animal. Los espejos frontales o laterales de las gavetas van adornados con complicadas molduras o encastrados, sobre todo en la zona de Génova. LLevan simples tiradores de hierro forjado o de bronce o paneles en forma de cabeza tallada en la madera.

La commode Chiffonniere, que aparece también bajo el reinado de Luis XV, es un pequeño mueble estrecho con cajones, que conserva los travesaños tradicionales entre los tres cajones. En la época de TRANSICCION (entre 1760 y 1775, aproximadamente), las líneas verticales se enderezan, mientras que las patas siempre altas, continúan siendo ligeramente sinuosas. Un resalte central rompe la monotonía del frontal, demasiado recto, mientras que los motivos cúbicos, los romboidales y las grecas sustituyen a las taraceas florales del estilo LUIS XV.

La comoda Luis XVI concluye la evolución a la línea recta. Las patas son más cortas y un cajón suplementario en el faldón hace que el conjunto de la caja resulte más bajo. Un perfil semiesférico (astrágalo), de bronce dorado separa a veces los cajones del travesaño superior, aligerando el aspecto del mueble. Para los chapados, se usan maderas unidas, como la caoba, o taraceas geométricas sumamente discretas. Desaparecen los bronces o se vuelven más sobrios.

La "cómoda de media luna" apareció bajo el reinado de luis XVI. Es un mueble funcional y decorativo. A veces, salen por toda la fachada abombada compartimentos o estantes por todas partes para bibelots.

La cómoda imperio recupera el equilibrio macizo de los tres cajones con pies de garra y montantes rectos con cabezas de esfinge o de columnas separadas. El frontal es rectilíneo y vuelven los travesaños entre los cajones.

La cómoda Carlos X conserva este perfil macizo animado por el uso de maderas "amarillas" (nudos de olmo, arce, limoncillo), enriquecidos por encajes de marqueterías oscuras.

La comode LUIS FELIPE, mueble burgués por excelencia, tiene el aspecto de una sencilla arca con travesaño superior "de garganta" que oculta un cajón. Lleva un chapado de caoba o de cerezo silvestre, con el tablero (o encimera) de mármol claro.

En la época de Napoleón III, se imitan las cómodas LUIS XIV, LUIS XV y LUIS XVI, entre las creaciones se encuentran cómodas de madera ennegrecida de haya, enriquecidas con madreperla y con románticos motivos florales de colores alegres.

Ruhlmann, (estilista de 1925-30), volvieró a poner de moda la commode de refinada ebanistería en forma de cofre abombado sobre patas esbeltas. Las cómodas regionales francesas son de madera maciza (en general, de árbol frutal) y sin taraceas. La ornamentación consta de molduras o de esculturas más o menos elaboradas., no tienen bronces y la encimera es de madera.

El Military chest o comoda de barco, apareció en Inglaterra a finales del siglo XIX. Es de caoba o de arce y consta de dos cofres superpuestos, con cajones adornados por simples tiradores de cobre. El tablero tiene a veces un panel abatible con funciones de escritorio.

14 comentarios:

MiMundo dijo...

Nunca imagine que existieran tantas cómodas...encantada de conocerlas... Abejitas y compañia...termiraeis haciendome una mujer sabia...Gracias y besos mil.

Miguelo dijo...

pues no parece 'cómoda' jo que chispa tengo...

bahhia dijo...

Pues yo estoy sentada muy cómoda leyendo ... ;-)

ISOBEL dijo...

interesantisimo, pero la que mas me gusta ...es la cómoda de mi abuela, besitos

Gracia dijo...

Qué interesante, me encantan las cómodas cuantos más cajones mejor!!

PULGACROFT dijo...

A mí la que más me gusta ahora es la "Cómoda Ikea" sencilla y práctica, eso sí, no creo que aguante tanto como la Luis XVI...

José Manuel dijo...

Cómo decía Pepe da Rosa :"Porqué se le dice cómoda a la cómoda y cama a la cama, cuando lo cómoda es la cama y no la cómoda"...
Bss.

A.V.G. dijo...

Mi madre compró una que pesa un montón. Y la cuida con dulzura, le quita el polvo sin productos qu´ñimicos ni nada de eso, usa simplemnte un trapo de algodón y aun, después de doce años, sigue brillando como el primer día.

Besos y abrazos.

delitosliricos dijo...

Vaya sesión más instructiva tiene una cómoda no?
:D
Besosssss para vuestra maravillosa colmena!
xD

angela dijo...

Aún tengo la cómoda de mi abuela de castaño con un cajón y dos puertas...Ella guardó en ella sus cosas y hoy las guardo yo. Me gusta venir por vuestro blog porque siempre aprendo algo.Un beso.Angela
Si queréis visitarme aquí os dejo mi http://Angela-desdemisilencioblogspot.com

white dijo...

Vaya que hay mucha variedad, a mi me gustaria una tipo Luis XV, pero nada que ver con mi decoracion asi q me quedare con las ganas.

fire dijo...

por donde yo vivo se le llama asi...comoda...tambien cqueta ...si...coqueta...no sñe si eso te sonará pero mi madre es el nombre que utiliza para designar este mueble...yo utilizo mas "comoda"....
curiosos nombres los dos..ambos son adjetivos... te fijastes?

un beso
;-)

Abejitas dijo...

mimundo nos haremos sabios todos juntos, nosotras también aprendemos.

miguelo es que estar cómodo es lo que tiene, salen chispas jaja

bahhia tu si que sabes :)

isobel es que las cómodas de las abuelas son incomparables.

gracia así se pueden meter más cosas, que parece que siempre faltan cajones.

pulgarcroft jajaj pues no creo que aguante tanto, la pregunta es ¿aguantará?

Jose Manuel ummmmm otro misterio by Pepe da Rosa.

avg eso se llama amor a un mueble, muy cuidadosa tu madre.


delitosliricos pues si y tanta jeje.

angela parece algo de generación en generación, la cómoda en la que guardó sus cosas mi abuela, en la que las guardo yo y en la que las guardarán los demás. Qué bonito sentirlo así.

white siempre se puede redecorar no¿? si no como pulgarcroft, a ikea jaja.

fire pues no sabía que se llamara coqueta, que curioso.

Besitos cargados de miel

gedeon dijo...

ps sigan publicando los mejores muebles de xv lo aseguro que muchos lo buscamos ehhh jajaja