lunes, 3 de diciembre de 2007

Beneficios de tener una mascota

Los animales de compañía están considerados como una medicina preventiva. Su cuidado y el afecto hacia ellos promueven la salud y prolongan la vida. Numerosos estudios han demostrado, por ejemplo, que cuando los acariciamos la tensión arterial se reduce, además de producir efectos relajantes en nuestro organismo. Y es que, sin duda, ellos son un verdadero antídoto contra el estrés y una fuente inagotable de amor y compañía.

Estos son algunos de los beneficios que aporta la convivencia con una mascota.

Disminuyen el sentimiento de soledad: su presencia constante hace que las personas se sientan más confiadas, seguras y protegidas. Su compañía también estimula el contacto físico y la comunicación; casi todos los dueños le hablan a su mascota y la conversación resulta más relajante debido a una sencilla razón: los animales no juzgan a las personas.

Incrementan la autoestima: los cuidados y atenciones que demandan las mascotas reducen los tiempos de ocio, hacen que la persona se sienta útil y generan una estrecha relación entre humano y animal, en la que ambos intercambian cariño y emociones. Son una constante fuente de motivación para su dueño.

Los niños aprenden: la convivencia con las mascotas contribuye a que los niños aprendan valores positivos como el respeto hacia los animales y la vida, la amistad y el amor, crea sentido de responsabilidad y promueve la comunicación entre padres e hijos. Las mascotas pueden enseñar a los niños a amar. Una mascota desarrolla en el niño la sensación de ser siempre aceptado y querido.

Mejoran el humor: ellas son una fuente de alegría y diversión para toda la familia, y con su compañía nos enseñan a disfrutar de las cosas sencillas de la vida.

Estimulan el contacto social: tener una mascota es una buena manera de establecer contactos sociales más positivos, conociendo a otras personas con quienes compartir anécdotas y experiencias sobre ella, ampliando así el círculo de amistades


Ayudan a estar en forma: los perros necesitan caminar y hacer ejercicio diariamente. Compartir con la mascota y disfrutar de esta actividad hace que tanto ella como su dueño se mantengan saludables.

Favorecen la recuperación de las enfermedades: se ha demostrado que aquellas personas que poseen mascotas se recuperan más rápido de enfermedades como infartos y de cirugías, que aquellas que no las poseen.

Apoyan a personas discapacitadas: particularmente los perros, pueden convertirse en los ojos, los oídos y las piernas de muchas personas que padecen ciertos impedimentos físicos.

Nos hacen más humanos: los cuidados y el amor hacia los animales nos hacen demostrar mayor empatía y actitudes positivas hacia ellos, y así aprendemos a actuar de la misma manera con las personas.

Liberan del estrés: los estudios llevados a cabo sobre personas que poseen mascotas y otras que no tienen, muestran que el primer grupo tiene estados de ánimo más altos y periodos menores de depresión.

Si no tienes una mascota y te han entrado ganas de cuidar de alguna, mira los siguientes enlaces:








8 comentarios:

Mini Mostaza dijo...

Uy! A mí es que los animales nada eh? Pero es que ni los perros..
Me parecen muy monos, pero si se acercan me muero de la grima!

Y no dudo que hacen mucho bien, pero.. prefiero a mi hermano pequeño!!

MuA

Jorge dijo...

Es genial tener mascota. Currin, ha cambiado mi casa por completo. Ahora, no me la imaginaría sin el.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Y se liga mucho. Sobre todo al sacar el perro y coincidir con otros.

Pakous dijo...

No tengo mascota, pobrecitos animales, igual si pruebo con una abejita...
besos

IRIS dijo...

Yo tengo un lindo minino negro, que es todo nervio con patas, y una linda perrita, que sinceramente son unos auténticos mimosos, y son la mar de alegres, y es cierto, reduce el estrés. Los animales son se merecen todos los mimos del mundo por lo mucho que nos danm, sin pedir nada a cambio.
Un abrazo enorme abejitas!!:)

bahhia dijo...

Yo tengo una perrita. La verdad es que es muy alegre y aunque yo era contraria a tenerla, porque sabía que para mí serían más obligaciones, a mi hijo, que es único, le ha venido de maravilla.

****

lost girl dijo...

Juuuuu... Yo quiero un gatito negro :( El problema es que no le recomiendo al pobre animal tenerme de dueña XD

Abejitas dijo...

Mini mostaza, a veces los hermanos se convierten en verdaderas mascotas, pero sin necesitar paseo :P

Jorge, las mascotas tienen algo que nos alegra que nos hace diferentes.

Fanma, tu siempre igual hijo mío, ay que ligón, te sabes todos los trucos.

Pakous lo malo de las abejitas es que nos gusta picar mucho, pero siempre intentamos dar mucha miel.

Iris la verdad es que dan mucho sin pedir tanto. Por cierto, dicen que los gatos y los perros como que no se llevan pero es una vieja leyenda.


Bahhia y lo mucho que quieres tu a tu perrita, que es la consentida de la casa.

lost girl seguro que serias una maravillosa dueña.