domingo, 21 de octubre de 2007

Danzad, abejas, danzad!

La colonia de abejas, para sobrevivir se alimenta del néctar y polen de las flores. Para obtener la dotación requerida, la comunidad envía abejas exploradoras que guiadas por su olfato encuentran flores. De regreso a la colmena, avisan de su hallazgo a través de una danza, si la distancia es corta, caminan en círculo dentro del panal o en la piquera. Las abejas se excitan por esto y olfatean a la exploradora rozando el abdomen con las antenas detectando así el olor de las flores traído por ella, salen entonces guiándose por el olfato.


Cuando bailan en dos semicírculos la línea recta que las une es la que indica la dirección de los alimentos.


Si la danza es un recorrido de ida y vuelta rectilíneo moviendo el abdomen en forma ondulada, es porque el alimento está más lejos.


Cada recorrido en el panal equivale a mayor distancia de su fuente alimenticia. En este caso la posición inclinada de la cabeza indica que dirección tomar.


Por el zumbido de las alas, determinan también la calidad y cantidad de flores encontradas, cuando más fuerte es éste, mayor es la cantidad del néctar.



La abeja obrera pesa en promedio 136 miligramos y no está su organismo programado para transportar más de la mitad de su peso en néctar. Su vida es de 6 semanas y su velocidad promedio de vuelo es de 24 kilómetros por hora.


Cuando el tiempo es lluvioso, se guardan de salir y se alimentan a sí mismas y a sus crías con las reservas alimenticias que hay en la colmena. Lo que encuentran demasiado grande para ser sacado, lo embalsaman con una sustancia resinosa recogida de los brotes de las plantas, llamada propóleo.


Asimismo, las obreras producen la jalea real, un alimento altamente concentrado, segregado a través de sus glándulas hipofaríngeas y destinado para alimentar a la larva escogida como futura reina. Las larvas de futuras obreras y zánganos, son alimentadas a base de una dieta más pobre en jalea real, complementada con miel, polen y agua. (Fuente)



13 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Pues entre la jalea real y la miel, me quedo con la miel. Prefiero pues ser obrera o Zangano.

N-A-S-A dijo...

Que bonito... Lo habéis relatado genial. Abejitas!

Anónimo dijo...

Y los humanos sólo bailamos para divertirnos...

Ainss, y encima nos creemos los reyes de la naturaleza!

Me ha encantado el post, genial!

Menos mal que todavía quedan cosas que son capaces de sorprendernos, a nosotros, los "humanos".

besoss!!


-galilea-

bahhia dijo...

Galilea, otro tipo de lenguaje.

Como vas con los abanicos? jajajjaja

Besosssssss wpa!

Abejitas dijo...

fanmakimaki aqui tenemos de todo, obreras, zánganos y larvas que nos colaboran (ellos mismos se llaman así eh).

Nasa muchísimas gracias


Galilea nosotras si que nos sorprendemos de los maravillosos mensajes que estamos recibiendo.

Bahhia tu conoces demasiados lenguajes me da a mi eh :P

bahhia dijo...

A ver si aprendo HTML :-P

Anónimo dijo...

uy bahhia, lo del lenguaje de los abanicos, muy mal! soy muy torpe! jajaja. Con el baile... psss, me defiendo algo bailando house y poco más!

Me estoy pensando que lo de los abanicos... mejor lo practico en verano. Encima de torpe, soy vaga!

Pero eso sí, me encanta saber y conocer!!! Que curioso! tantas formas de lenguaje y ninguna utiliza palabras. Mérito el tuyo bahhia que nos las estás mostrando. Se agradece :)

besosss!!!

-galilea-

Bachatadharma dijo...

sois unas abejitas pero que muy muy aplicadas, asi de gusto!!!

Propoleo, jalea real...manjares!!!!

Tendré que venir al panal más amenudo

Besos

Abejitas dijo...

ummmh, tendremos que hablar sobre todo ellos y sus beneficios :-)

Aleteos!

Caycedo Bloom dijo...

¿Cómo sería la danza para indicar el sitio de mi blogcito?

Abejitas dijo...

¿Quizá dando picotazos? :D

Jair dijo...

Me encanta esta colmena.
Ahora que las abejas estan aquejadas de tantos malos aires es el momento de cuidarlas como nunca.
¡Que florezcan las colmenas como esta!
Dulces besos

Abejitas dijo...

jair esperamos que también florezcan tus visitas

Gracias por tu comentario

aleteos de miel