martes, 23 de octubre de 2007

Celiaquía

Muchos de nosotros hemos oído hablar de las personas celíacas pero ¿realmente sabemos lo que significa ser celíaco?

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten, una proteína que está presente en el trigo, la cebada, el centeno, la avena y el triticale –un híbrido de trigo y centeno–, así como en los alimentos elaborados a partir de sus harinas, que son muchos.

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) calcula que cerca del 80% de los productos alimenticios manufacturados que se venden en los supermercados españoles contienen o pueden contener gluten.


Síntomas de la enfermedad:

Hay personas que padecen la enfermedad celíaca y no sufren síntomas porque la parte no dañada del intestino delgado todavía tiene la capacidad de absorber suficientes nutrientes. Sin embargo, estas personas aún corren riesgo de complicaciones producidas por la enfermedad. Lo más habitual es la presencia de una diarrea crónica con heces malolientes y pálidas, distensión abdominal, pérdida de peso, deficiencias nutricionales y anemia. El dolor abdominal puede ser recurrente y asociado a flatulencia y a movimientos intestinales anormales. Sin embargo, cada individuo puede experimentar síntomas diferentes (dolor en las articulaciones, calambres musculares, fatiga). Pero los síntomas varían en función de la edad.

Cuando en la dieta de los niños menores de un año se introduce la alimentación con papillas puede comenzar a detectarse la intolerancia al gluten. En estos casos los niños desarrollan un carácter huraño, irritable, junto a los síntomas médicos ya mencionados, y sobre todo, la falta de peso y de talla. Para determinar si un niño o un adulto padece esta enfermedad la prueba más fiable es la biopsia intestinal en el que se pueden detectar si la vellosidades encargadas de la absorción de los nutrientes están dañadas. En los adultos esta intolerancia alimenticia puede provocar depresiones, esterilidad tanto en el hombre como en la mujer, menstruaciones tardías e irregulares, caída del cabello y abortos reiterados.

Actualmente la sociedad se está adaptando a las personas celiacas con productos sin gluten pero por un lado encontramos la cara positiva al crearse lugares de comida para celiacos






pero por otro encontramos el lado negativo. Sí, nos ofrecen estos productos, pero ¿a qué precios?




5 comentarios:

Juan dijo...

Sin duda es un tema "sensible".
La mayor parte del problema no reside en la cantidad de alimentos que no pueden tomar, sino en la "contaminación cruzada", que es la que en la mayoría de los casos hace daño, por muy avisado que estés.
Por cierto, la miel para los afectados es fantastica!.

Abejitas dijo...

Juan que suerte tenerte entre nuestros lectores. Cuánto nos enseñas.

Aleteos!

david santos dijo...

Envía un Mail para la embajada del Brasil en tu País y habla de la injusticia que los tribunales do Brasil están cometiendo con esta niña.
Gracias.
Viva la solidaridad entre los humanos.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

ME toca de cerca. Un amigo muy muy cercano es celiaco y una familiar también. Es curioso como la niña, diagnósticada al año, le cambió el c´racter. Era superalegre y todavía hoy le cuesta sonreir.

Con respecto a los alimentos, en Mercadona tienen bastantes sin gluten a precios módicos. Pero hay algunos como son los panes precocinados, que hay que hornear que a mi amigo celiaco le sientann como si estuviesen llenos de gluten. Hemos tenido que dejar de comprarselos cuando le invitabamos a cenar.

bahhia dijo...

fanmakimaki, lo peor de todo ésto, es que quien necesita productos sin gluten los tiene que pagar a otro precio y no me parece justo.

Esperemos que la niña, según vaya creciendo recupere su sonrisa.