martes, 23 de octubre de 2007

Caldo de la felicidad


Colocar en un recipiente profundo, una gran cantidad de paciencia y de perseverancia.

Agregar una porción de humildad, una de simpatía, unos granos de tolerancia y una pizca de buen humor.

Cubrir con todo el cariño posible para obtener la unión y solidez necesaria.

Espumar de vez en cuando a fin de quitar el egoísmo, la envidia y los celos que puedan formarse.

Cocinar muy, muy lentamente.

Servir en porciones justas, salpicar con alegría y adornar con cortesía y amabilidad.

6 comentarios:

N-A-S-A dijo...

Precioso... pero con que revuelvo el caldero? jejejejeje

como soy tan chikitita me he caido dentro del caldero como Obelix ojalá que me pase como a él y me dure para siempre!

precioso post! 1 beso abejitas decirle a bosco como contactar conmigo para ayudaros con el reproductor guapas!

bahhia dijo...

n-a-s-a, lo que quieras nos lo puedes enviar a nuestracolmena@hotmail.com como siempre. Te agradecemos las explicaciones.

Además, la correspondencia mía es de Bosco y al revés, que para eso tenemos gananciales xDDDD

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Anotada, lo de fuego lento es imprescindible.

Ejco dijo...

Ummmmmm ten por seguro que la apuntaré.

Bachatadharma dijo...

como químico os diré que la fórmula es magistral!!!

Abejitas dijo...

n-a-s-a, con que???? compra algo para único para esta receta. Si te caes, disfruta.

fanmakimaki, chup chup ;-)

ejco, yo creo que tu tienes ese caldo siempre preparado.

bachatadarme, estupendo :-)


Aleteos!