martes, 6 de octubre de 2009

Hola amig@s

Todos los caminos tienen un comienzo, el de las abejitas comenzó en septiembre de 2007, ya hace dos años. Al igual que tienen un comienzo a veces, tienen un final. Nosotras creemos que ya debemos parar la colmena. Razones; simplemente se acaba una etapa y empieza otra. De todas formas, las abejitas seguiremos por la red, nuestros blogs personales seguirán abiertos para tod@s

Bahhia estará en http://bahhia.blogspot.com/

y


Ejco estará en http://ejcomundo.blogspot.com/


Queremos agradecerles todo el calor que nos han dado durante estos años, todas las risas compartidas, los momentos, la participación, el cariño y la amistad que nos han regalado, ese es nuestro tesoro y no desaparecerá. Sin más, nos despedimos de nuestra colmena dejando el blog abierto, aunque no publiquemos, para todo el que quiera pueda ver lo que aquí intentamos plasmar, una gran ilusión compartida.

Les dejamos un pequeño regalo, una canción que esperamos que les llegue al corazón

GRACIAS POR ESTAR AQUÍ




Nos hicieron el regalo más grande
su presencia




lunes, 5 de octubre de 2009

CAMF



Para los que participaron de alguna manera en el CAMF , en el evento que anunciamos para principos de septiembre, les mostramos algunas imágenes de lo que lograron hacer con su trabajo. En su blog podrán encontrar un video sobre el encuentro.

Gracias de todo corazón






















viernes, 2 de octubre de 2009

Cuento- El hilo mágico



El siguiente cuento lo hemos extraido del libro "El monje que vendió su ferrari" Su título es "Pedro y el hilo mágico" Esperamos que les guste y que aprendan de él.


Pedro era un niño muy vivaracho. Todos le querían: su familia, sus maestros y sus amigos. Pero tenía una debilidad.
–¿Cuál?
–Era incapaz de vivir el momento. No había aprendido a disfrutar el proceso de la vida. Cuando estaba en el colegio, soñaba con estar ju-gando fuera. Cuando estaba jugando soñaba con las vacaciones de ve-rano. Pedro estaba todo el día soñando, sin tomarse el tiempo de sabo-rear los momentos especiales de su vida cotidiana. Una mañana, Pedro estaba caminando por un bosque cercano a su casa. Al rato, decidió sentarse a descansar en un trecho de hierba y al final se quedó dormi-do. Tras unos minutos de sueño profundo, oyó a alguien gritar su nombre con voz aguda. Al abrir los ojos, se sorprendió de ver una mujer de pie a su lado. Debía de tener unos cien años y sus cabellos blancos co-mo la nieve caían sobre su espalda como una apelmazada manta de la-na. En la arrugada mano de la mujer había una pequeña pelota mágica con un agujero en su centro, y del agujero colgaba un largo hilo de oro.
»La anciana le dijo: "Pedro, éste es el hilo de tu vida. Si tiras un poco de él, una hora pasará en cuestión de segundos. Y si tiras con todas tus fuerzas, pasarán meses o incluso años en cuestión de días." Pedro es-taba muy excitado por este descubrimiento. "¿Podría quedarme la pelo-ta?", preguntó. La anciana se la entregó.
»Al día siguiente, en clase, Pedro se sentía inquieto y aburrido. De pronto recordó su nuevo juguete. Al tirar un poco del hilo dorado, se encontró en su casa jugando en el jardín. Consciente del poder del hilo mágico, se cansó enseguida de ser un colegial y quiso ser adolescente, pensando en la excitación que esa fase de su vida podía traer consigo. Así que tiró una vez más del hilo dorado.
»De pronto, ya era un adolescente y tenía una bonita amiga llamada Elisa. Pero Pedro no estaba contento. No había aprendido a disfrutar el presente y a explorar las maravillas de cada etapa de su vida. Así que sacó la pelota y volvió a tirar del hilo, y muchos años pasaron en un instante. Ahora se vio transformado en un hombre adulto. Elisa era su esposa y Pedro estaba rodeado de hijos. Pero Pedro reparó en otra co-sa. Su pelo, antes negro como el carbón, había empezado a encanecer. Y su madre, a la que tanto quería, se había vuelto vieja y frágil. Pero él seguía sin poder vivir el momento. De modo que, una vez más, tiró del hilo mágico y esperó a que se produjeran cambios.
»Pedro comprobó que ahora tenía noventa años. Su mata de pelo ne-gro se había vuelto blanca y su bella esposa, vieja también, había muerto unos años atrás. Sus hijos se habían hecho mayores y habían iniciado vidas propias lejos de casa. Por primera vez en su vida, Pedro comprendió que no había sabido disfrutar de la maravillas de la vida. Nunca había ido a pescar con sus hijos ni paseado con Elisa a la luz de la luna. Nunca había plantado un huerto ni leído aquellos hermosos li-bros que a su madre le encantaba leer. En cambio, había pasado por la vida a toda prisa, sin pararse a ver todo lo bueno que había en el cami-no.
»Pedro se puso muy triste y decidió ir al bosque donde solía pasear de muchacho para aclarar sus ideas y templar su espíritu. Al adentrarse en el bosque, advirtió que los arbolitos de su niñez se habían convertido en robles imponentes. El bosque mismo era ahora un paraíso natural. Se tumbó en un trecho de hierba y se durmió profundamente. Al cabo de un minuto, oyó una voz que le llamaba. Alzó los ojos y vio que se trata-ba nada menos que de la anciana que muchos años atrás le había rega-lado el hilo mágico. "¿Has disfrutado de mi regalo?", preguntó ella. Pe-dro no vaciló al responder: "Al principio fue divertido pero ahora odio esa pelota. La vida me ha pasado sin que me enterase, sin poder dis-frutarla. Claro que habría habido momentos tristes y momentos estu-pendos, pero no he tenido oportunidad de experimentar ninguno de los dos. Me siento vacío por dentro. Me he perdido el don de la vida." "Eres un desagradecido, pero igualmente te concederé un último deseo", dijo la anciana. Pedro pensó unos instantes y luego respondió: "Quisiera volver a ser un niño y vivir otra vez la vida." Dicho esto se quedó otra vez dormido.
»Pedro volvió a oír una voz que le llamaba y abrió los ojos. ¿Quién po-drá ser ahora?, se preguntó. Cuál no sería su sorpresa cuando vio a su madre de pie a su lado. Tenía un aspecto juvenil, saludable y radiante. Pedro comprendió que la extraña mujer del bosque le había concedido el deseo de volver a su niñez. "Date prisa, Pedro. Duermes demasiado. Tus sueños te harán llegar tarde a la escuela si no te levantas inmedia-tamente", le reprendió su madre. Ni que decir tiene que Pedro saltó de la cama al momento y empezó a vivir la vida tal como había esperado. Conoció muchos momentos buenos, muchas alegrías y triunfos, pero todo empezó cuando tomó la decisión de no sacrificar el presente por el futuro y empezó a vivir el ahora.

jueves, 1 de octubre de 2009

Síndrome del emperador



Hoy queremos hablar de "El síndrome del emperador"

Las denuncias de padres contra hijos por maltrato, amenazas y violencia verbal, física y psicológica se han multiplicado por término medio y, en general, hasta ocho veces más en tan sólo cuatro años. Los hijos que insultan y golpean a sus progenitores sufren el denominado "síndrome del emperador". Este síndrome que muchos adolescentes padecen y bajo cuyos síntomas actúan comportándose como auténticos déspotas y tiranos, al igual que los emperadores de la Historia lo fueron con sus súbditos, es una conducta de cuya incidencia se conoce sólo "la punta del iceberg". Para la psicología actual, de esta perturbadora conducta o síndrome de los menores sólo se conoce una reducida parte de un complejo profundo y extenso problema.

Como afirmaba Salvador Minuchin, en la estructura familiar tienen que existir límites entre el subsistema conyugal y el subsistema parental. Los límites están constituidos por las reglas que definen quiénes participan y de qué forma. Su función reside en proteger la diferenciación de los subsistemas. Estos límites tiene que ser claros y estar bien definidos, ya que lo normal es que el pequeño ególatra trate por su hedonismo de conseguir todo lo que le apetece y buscará constantemente llamar la atención, y es función de los padres el ponerle freno y control.

Actualmente la familia ha evolucionado y la estructura familiar se ha modificado. Existen familias monoparentales, divorciadas, reestructuradas, etc,…, y del mismo modo las funciones familiares también se han visto variadas: Los roles parentales se han diluido. La autoridad incuestionada que caracterizó en algún momento al modelo patriarcal del subsistema parental desapareció y ha sido reemplazada por el de una autoridad flexible y racional.

Las abejitas te invitamos a leer el resto del artículo aquí y ahora te dejamos unos videos que algo tienen que ver, juzguen ustedes y valoren las palabras del juez de menores de Granada.






miércoles, 30 de septiembre de 2009

Looking for paradise

Hace un tiempo les comentábamos que Alejándro Sanz buscaba videos para su videoclip de "Looking for paradise" ¿Quieren ver el resultado?
Este es el video que han hecho a partir de los diferentes videos que han mandado sus fans





¿Qué opinas?